¿Cómo se identificó a los beneficiarios del bono de S/380 y cómo se ampliará a los independientes?

El bono de 380 soles fue creado por el Gobierno para beneficiar a aproximadamente a 3 millones de familias en situación de pobreza y pobreza extrema. RPP Noticias consultó con especialistas para detallar cómo fue la identificación de los hogares beneficiados y qué implica el reto de identificar a otras 500 mil familias para que también reciban esta ayuda en un contexto de crisis por el nuevo coronavirus.

La maquinaria pública se mueve a pasos agigantados en tiempos de crisis por el brote del COVID-19 en el país. Una tarea titánica en los últimos días ha sido la identificación y la entrega del bono de S/ 380 YoMeQuedoEnCasa a 3 millones de hogares en situación de pobreza y pobreza extrema. Esta semana se trabaja para beneficiar a otros 500 mil trabajadores independientes que “viven del día a día”.

Una herramienta clave para la identificación de las personas que han accedido a este bono es el Sistema de Focalización de Hogares (SISFOH). En palabras de la ministra de Desarrollo e Inclusión Social, Ariela Luna, el padrón del SISFOH “es la única lista que existe en el país. Si no se tuviera el padrón general de hogares, esta operación casi sería imposible”.

“El padrón del sistema no solo tiene a personas vulnerables. Por ejemplo, tú que tienes un trabajo en una empresa privada, también estás en el SISFOH, solo que tu categoría de clasificación sale como no pobre, porque tienes un sueldo y estás por encima de lo que corresponde a la línea de pobreza y pobreza extrema. Entonces, la mayor parte de peruanos está en el SISFOH. Algunos tienen clasificación socioeconómica pobre; otros, pobre extremo y otros, no pobre”, explicó para este informe la exministra de Desarrollo e Inclusión Social Paola Bustamante.

La viceministra de Prestaciones Sociales Patricia Balbuena supervisa la entrega del bono de 380 soles.
La viceministra de Prestaciones Sociales Patricia Balbuena supervisa la entrega del bono de 380 soles. | Fuente: MIDIS

El SISFOH en actualización constante

El padrón del SISFOH se ha construido a partir de diversas bases de datos administradas por entidades del Estado. Por ejemplo, se ha levantado información de los registros de las planillas del Estado y los registros de empleados de empresas privadas. Esa información es cruzada también con otras bases de datos de INEI, Sunarp, entre otros.

¿Qué ocurre si una persona no está en ninguna base de datos? En este punto juega un rol clave la Unidad Local de Empadronamiento (ULE) de los municipios.

“Los alcaldes tienen que salir a levantar información de las personas que viven en su distrito con un formulario. El formulario es llenado por la Unidad Local de Empadronamiento y lo manda al Midis en línea para que, en función a la información que se llena en esa ficha, se saque la clasificación socioeconómica”, indicó Bustamante.

Este trabajo de empadronamiento vía municipios se viene realizando desde la creación del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social en el 2012. La exministra detalló que, en el 2013, 2014, 2015 y 2016 se hizo un fuerte trabajo de “barrido censal” en coordinación con los alcaldes.

Si no estabas en el SISFOH, no podías tener clasificación y si no tenías clasificación, no accedías a Pensión 65, Beca 18 y otros programas sociales. Entonces, los alcaldes entraron en un proceso muy fuerte en sus distritos para incorporar a las personas al SISFOH que no significa que seas pobre, sino que tus datos son incorporados y en función a los algoritmos que maneja el Midis salga si eres pobre, pobre extremo o no pobre. El SISFOH es la base más completa que hay en el país de información de personas individuales”, detalló Bustamante.

En los últimos días, se han reportado algunos casos de filtraciones en el padrón de beneficiarios del bono. Para la exministra Paola Bustamante, siempre hay un porcentaje de filtraciones en todas las intervenciones del Estado. “Si te preocupa más no equivocarte, el costo será no llegar a quienes más lo necesitan. Lamentablemente es así”, indicó.

Clasificación de los hogares

La especialista en políticas públicas y profesora de la Universidad del Pacífico Alexandra Ames explicó que la clasificación de nivel socioeconómico que hace el SISFOH no determina la pobreza en los hogares en función del ingreso monetario, sino que toma en cuenta otras variables o indicadores como: material de la vivienda, si cuenta con artefactos eléctricos, número de baños, si la propiedad tiene saneamiento físico-legal, entre otros.

“De acuerdo al número de variables existe un algoritmo que te permite determinar si viven en condiciones de extrema pobreza o de pobreza. […] Dentro del rubro pobre hay muchos independientes que viven del día a día. Entonces, a partir de este padrón es más fácil determinar quiénes son estas personas que no están en planilla, viven del día a día y por ello necesitan de este apoyo para salir adelante y comprar la canasta básica familiar”, detalló Ames para este informe.

Al ser esta una situación de emergencia, el MIDIS tomó el Padrón General de Hogares del SISFOH y lo cruzó con base de datos del Reniec Sunat para evitar filtraciones.

Esta semana el padrón de beneficiarios del bono de 380 soles se ampliará a otros 500 mil hogares.
Esta semana el padrón de beneficiarios del bono de 380 soles se ampliará a otros 500 mil hogares. | Fuente: MIDIS

El bono para los independientes que viven del “día a día”

Con una informalidad laboral que llega al 70% es posible que muchos independientes no hayan sido incluidos en el padrón del bono de 380 soles. Por ello, el Gobierno anunció que se ampliará la lista de los beneficiarios del subsidio para incluir a otros 500 mil trabajadores independientes que viven del “día a día”.

La ampliación del bono se trabajaría sobre la base del SISFOH con personas catalogadas como no pobres, pero que se encuentran en una situación de alta vulnerabilidad en este momento de paralización económica.

Para el economista Hugo Ñopo, el reto de la ampliación del bono, que ya está a disposición de las familias en situación de pobreza extrema y pobreza, es la identificación de estos trabajadores independientes.

“Es independiente el conductor del Uber, el que vende caramelos en la esquina, el que lava los carros. Hay un mundo bastante heterogéneo de independientes. Algunos de ellos son pobres y seguramente ya han sido focalizados con el primer bono. Algunos otros son no pobres, pero probablemente sean vulnerables. Entonces ojalá este segundo bono les alcance”, indicó Ñopo para este informe.

En esa línea coincide Ames, quien añade que el Estado debe resguardar a la clase media baja en un contexto como este para que no caiga en pobreza. “Hoy en día la clase media baja está en una posición de vulnerabilidad, porque la mayoría son independientes y al estar en cuarentena y no realizar sus actividades económicas con normalidad, sus ingresos caen. El riesgo de que la clase media baja caiga en situación de pobreza es muy alto. Entonces el bono se debería de ampliar a este grupo de personas”, sostuvo.

“Es una mayoría del país que no tiene cuenta bancaria. Eso dificulta la distribución del bono porque tienen que ir a una agencia bancaria, hacer una fila, lo que se ha visto hoy. Si todas las personas tuvieran una cuenta bancaria, toda esa logística de distribución se simplificaría de sobremanera”, opinó Ñopo.

Para Ames, una alternativa para agilizar la entrega del bono a las familias en un contexto donde se exige el distanciamiento social es que no solo se realice a través de las grandes entidades bancarias, sino también las cajas municipales. “Ellos tienen mayor presencia en zonas urbanas fuera de Lima”, manifestó.

Los tres especialistas consultados para este informe coincidieron en resaltar el gran esfuerzo que realizan los servidores públicos del Midis para diseñar esta estrategia en tan pocos días.

“Según lo que se viene informando, se está llegando a una suma de 3 millones y medio de hogares, que es la mitad de la población urbana del país. Toma en cuenta que la incidencia de pobreza es del 30%, entonces se está llegando a mucho más que los hogares pobres y pobres extremos, además de los vulnerables. Es un esfuerzo enorme. No tiene precedentes en la historia del país y además en una semana. Para un país tan informal como somos, con tan poca inclusión financiera, es admirable”, aseguró Ñopo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *