Omiso a la asistencia familiar fue sentenciados vía WhatsApp

La tecnología acorta distancia y permite que algunas personas privadas de su libertad puedan afrontar el proceso a través de una conexión vía WhatsApp. Es lo que pasó con Héctor Hugo Ruíz Fernández (43), quien estando detenido en la carceleta de la Policía Judicial de Coronel Portillo (Pucallpa), se acogió al proceso de conclusión anticipada y fue sentenciado a una pena suspendida, desde la Corte Superior de Justicia de Huánuco.

Ruíz Fernández, hasta antes de su detención trabajaba como agente de seguridad del hospital EsSalud de Pucallpa, pero debido a su situación jurídica, no le renovaron el contrato y hasta el 3 de febrero estaba detenido en la carceleta a causa de una requisitoria por el delito de incumplimiento de pensión alimenticia en agravio de su hija de 16 años.

Luego de las coordinaciones entre la Corte Superior de Justicia de Huánuco y la Policía Judicial de Coronel Portillo, Héctor Hugo Ríos, pudo estar presente a través de video llamada en la audiencia de inicio de juicio oral realizado por el juez Walter Valle Roque del Primer Juzgado Unipersonal. Tras instalar la audiencia, la fiscal Elizabeth Gómez de la Sexta Fiscalía Penal Corporativa de Huánuco, expuso el caso.

La fiscalía explicó que Ruíz Fernández, no cumplió con pagar la pensión de 120 soles a favor de su menor hija, el cual fue ordenado por el Juzgado de Paz Letrado mediante sentencia 102 emitida el 13 de julio del 2004 y al no cumplir con abonar, las pensiones alimenticias devengadas eran de 8,494 soles, liquidación que fue realizada el 31 de julio del 2014 y corresponde al período de marzo del 2006 a febrero del 2014.

Ante el incumplimiento de la orden judicial, mediante resolución del 20 de agosto del 2014, el juzgado aprobó la liquidación de las pensiones alimenticias devengadas y dispuso que Héctor Hugo Ruíz pague en un plazo de tres días los 8,494 soles, pero al no hacer efectivo fue denunciado penalmente por el delito de omisión a la asistencia familiar.

SENTENCIA. En la audiencia, el vigilante aceptó los cargos presentados por el Ministerio Público y acordó pagar 1500 de los 8494 que debía, también pagó 500 soles por concepto de reparación civil, por lo que el juez Walter Valla Roque tras explicar los alcances de la conclusión anticipada, condenó a Héctor Hugo Ruíz Fernández a diez meses y nueve días de prisión suspendida por un año.

Y como regla de conducta dispuso el pago de 6994 soles, las cuales fueron fraccionados en nueve cuotas de 777 soles. La primera deberá abogar el 4 de marzo del 2020 y la última el 4 de octubre. El magistrado explicó al sentenciado si deja de pagar uno de los montos automáticamente la condena de suspendida será revocada por prisión efectiva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *