Gregorio Santos fue condenado a 19 años de prisión por corrupción

El Poder Judicial condenó ayer a Gregorio Santos a 19 años y cuatro meses de prisión efectiva por actos de corrupción en su gestión como gobernador de Cajamarca (2011-2014).

Esta condena de primera instancia, que es el resultado de un juicio oral que duró tres años, es una suma de las penas que le impusieron por cometer los delitos de colusión simple (cuatro años), colusión agravada (ocho años) y asociación ilícita para delinquir (siete años y cuatro meses).

El Primer Juzgado Penal Permanente halló culpable a Gregorio Santos de gestar una organización criminal dentro del gobierno de Cajamarca para direccionar la licitación de 12 obras a favor de los empresarios Wilson Vallejos y Luis Pasapera, quienes a cambio le entregaron pagos por casi millón y medio de soles.

Este caso fue destapado por Perú21 en setiembre de 2012, cuando dimos a conocer las millonarias licitaciones que ganaba Vallejos en Cajamarca.

“Está acreditada la existencia de una asociación ilícita cuya finalidad era direccionar contratos para lograr beneficios particulares en contra de los intereses del Estado”, dijo el juez Guillermo Huamán, presidente del tribunal.

El fiscal Walther Delgado logró demostrar ante el PJ que Santos recibió los sobornos directamente y a través de su círculo más cercano.

Una de las principales pruebas que se presentaron fue un cuaderno en el que Vallejos registró los 25 pagos que realizó a Santos, bajo el término “Goyo” o “Goyo depósito”.

“Esta información fue corroborada porque concuerda con el registro de depósitos que entregaron las entidades bancarias a la Fiscalía”, dijo Huamán.

En el caso de Pasapera, la corroboración fue más directa. “Se acreditaron depósitos de dinero en las cuentas de Santos por parte de trabajadores de Luis Pasapera”, añadió el juez. A ello se suman varios testimonios de las negociaciones de Santos.

José Panta, exdirector de Proregión, unidad que licitó los proyectos, contó que el exgobernador le pidió favorecer a Vallejos. “Él me dijo: He luchado tanto que necesito asegurar a mi familia, así que de todas maneras apoyaremos a Vallejos”, relató Panta, quien fue condenado a siete años de prisión y fue detenido en la audiencia.

PRÓFUGO

Al final de la audiencia, en la que se leyó el adelanto del fallo, ya que la sentencia íntegra se dará a conocer el 15 de enero, el juzgado ordenó la captura de Santos debido a que no estuvo presente.

La abogada del exgobernador, Cynthia Cornejo, aseguró que se pondrá a derecho, pero no quiso confirmar si se encontraba en Lima. “Él se entregará a la justicia y nosotros apelaremos”, dijo la letrada. Hasta el cierre de esta edición, Santos continuaba no habido.

OCHO AÑOS PARA SU PAREJA

El Poder Judicial también condenó a Maritza Briones, actual pareja de Gregorio Santos, a ocho años de prisión efectiva por el delito de lavado de activos.

El juzgado la declaró culpable de utilizar parte del dinero ilícito entregado por Luis Pasapera para comprar un terreno. El empresario mostró a la Fiscalía un voucher por más de US$14 mil que un trabajador de su empresa Project Construction SAC depositó a un familiar de Briones para esta compra.

La misma pena fue impuesta a Nancy Dávila Castillo, exesposa de Santos, también por lavado de activos.

En su caso, Dávila utilizó parte del soborno entregado por Wilson Vallejos para comprar un departamento dúplex y un estacionamiento en Chiclayo (Lambayeque).

En 2012, Dávila celebró un contrato de compra-venta con Eloy Sánchez Leiva (propietario); sin embargo, parte del pago llegó de Juan Fernando Vallejos Díaz —hermano de Wilson—, quien en setiembre de ese año realizó tres depósitos a Sánchez Leiva por S/50 mil en total.

También se ordenó la captura de ambas.

SABÍA QUE

-Según fuentes relacionadas a este caso, por error, el juez Huamán no añadió otra pena de ocho años de prisión por colusión en la obra que se entregó a Pasapera. “Esto se tendrá que aclarar cuando se lea la sentencia completa”, señalaron.

-El Poder Judicial también le impuso a Santos el pago de una reparación civil de un millón y medio de soles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *